El presidente Rafael Correa se reunió con representantes de 11 federaciones de transporte a nivel nacional para analizar temas relacionados a la informalidad, chatarrización, y controles de tránsito.

Abel Gómez, miembro de la federación nacional de Cooperativas de Transporte Público de Pasajeros del Ecuador, Fenacotip, indicó que uno de los temas planteados al Presidente, fue su desacuerdo con la propuesta de reforma a la Ley de Tránsito y Seguridad Vial planteada por el legislador Diego Vintimilla, pues aseguró que “afectaría tanto al transporte público como al sector privado”.

Según Gómez, “la reforma propuesta por el asambleísta Diego Vintimilla plantea crear una nueva modalidad de transporte de busetas puerta a puerta interprovincial. Hemos pedido que se archive porque ya tenemos todas las modalidades de servicios para los ciudadanos.”, acotó.

De su parte, Vintimilla informó ayer mediante un comunicado que tras una reunión mantenida el viernes con representantes de las empresas de transporte turístico, de buseta e interprovinciales se acordó “que al existir algunas discrepancias y varios puntos en común, en varios sectores, se redacte una propuesta que recoja las inquietudes de todas las partes y sea firmada por los representantes de cada organización para que de manera integral representen las observaciones de cada sector”.

En la reunión de ayer, los transportistas también señalaron que existe el compromiso del Gobierno de presentar en una semana un plan de pago de deudas pendientes, como es el caso de 71 millones de dólares para el transporte interprovincial, cinco millones al urbano y 23 millones en el caso del bono de chatarrización.

Fuente: EL TIEMPO