Organismos de ayuda ya se han desplegado en las zonas afectadas.

Las autoridades municipales y provinciales evalúan los daños ocasionados por las torrenciales lluvias que siguen dejando consecuencias lamentables en Manta, Montecristi, Bahía de Cáraquez, Chone, San Vicente, Portoviejo y Santa Ana.

Las precipitaciones parecen no cesar en Chone, que sufre inundaciones en sus calles desde el lunes. En varios barrios el agua llegó hasta la cintura, uno de los más afectados es el sector El Vergel.

En Montecristi, los sectores Aníbal San Andrés, Colinas del Porvenir, Cárcel, Los Bajos, Colorado, Ahoga Vaca, Los Ángeles y Eloy Alfaro, entre otros, fueron afectados por las lluvias la mañana del martes.

Las familias perjudicadas recibieron ayuda de brigadas médicas y de limpieza en los sectores donde el lodo causó más destrozos.

En San Vicente, varias familias aún trataban de limpiar sus viviendas después que cerca de 60 de estas se inundaran en el barrio Primero de Enero. Personal de Gestión de Riesgo y de socorro ayudaron a estas familias a evacuar. Otros puntos de Bahía de Caráquez también quedaron bajo el agua y no fue hasta el mediodía de ayer, que esta empezó a bajar.

El sector más afectado de Manta fue Nuevo Tarqui, donde el agua entró hasta los locales, ya que según los comerciantes del lugar; carece de un sistema de drenaje rápido para evacuar el líquido producto de las lluvias.

Otro de los cantones donde se siguen presentando problemas debido a las lluvias es Portoviejo, en los sectores Río Chico y Fátima.

Fuente: El Expreso