La expresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner vuelve a ser protagonista en la política del país fortaleciendo la oposición contra el actual dignatario, Mauricio Macri, sólo cuatro meses de haber culminado su mandato.

Fernández ha reavivado el clima político del país, ya que comenzó a organizar un frente opositor, del que al principio se dudaba, ya que debía declarar por primera vez como imputada en una causa judicial en la que está acusada por «asociación ilícita».

Cuando el juez antikirchnerista Claudio Bonadío la citó, muchos especularon con el inicio del desastre de la exmandataria, entre versiones de que sería procesada y detenida de inmediato.

No obstante, Fernández de Kirchner reapareció públicamente el miércoles por primera vez desde que terminó su mandato, el pasado 9 de diciembre, aclamada por una multitud que se concentró afuera de los tribunales.