Luego de que se diera a conocer a través de este medio de comunicación sobre la preocupación del personal de salud de diferentes distritos de Tungurahua por la entrega retrasada de la vacuna DPT, que protege contra la difteria, tos ferina y tétanos que se aplica a los niños menores de cinco años, enfermeras y más funcionarios que recorren territorio con las campañas de inmunización a grupos vulnerables manifestaron su molestia, pues las vacunas se caducaron.

A mediados de julio una enfermera del Ministerio de Salud Pública (MSP) aseguró a este medio de comunicación que a su Distrito le entregaron alrededor de 15 mil vacunas, las mismas que se debían aplicar hasta antes del 30 de agosto, fecha en la que se caducaba este medicamento.

Sin embargo, explicó que era imposible aplicarlas, ya que no se trata de una campaña de vacunación a toda la población, sino que se administra a niños menores de 5 años en diferentes etapas.

“Si bien no nos descontaron a nosotros las vacunas que se caducaron, si nos presionaron para que se pueda aplicar esas vacunas en plazos muy cortos”, dijo otra funcionaria del MSP, que por temor a represalias pidió que se mantenga su nombre en reserva.

A decir de la enfermera la aplicación de esta vacuna se la desarrollaba en las escuelas, centros de desarrollo infantil o CNHs, pero ahora no se puede debido a que los niños se encuentran en casa.

Para Patricio Mayorga, presidente del Colegio de Médicos de Tungurahua, todas las vacunas del Esquema Nacional de Vacunación deben ser adquiridas siempre en base a una planificación, estudios y proyección de la población, y sobre todo a la necesidad de acuerdo al historial de requerimientos, sin embargo, no se explica qué puede haber sucedido en este caso específico, aunque dijo que se conoce que fue un problema nacional.
Responsables

Ha pasado más de un mes y las autoridades no entregan información oficial de cuántas dosis se caducaron en la provincia, aunque se conoció que solo en un cantón pequeño se dio de baja como desperdicio más de 50 dosis de esta vacuna. Tampoco las autoridades han respondido sobre las causas del por qué se caducaron las vacunas y quiénes son los responsables.

Antes de la primera publicación realizada el 4 de agosto sobre la posibilidad de que miles de vacunas se caduquen, Diario La Hora solicitó el 23 de julio un pronunciamiento oficial al departamento de comunicación de la Coordinación Zonal 3 del Ministerio de Salud Pública, sin embargo, nunca se tuvo respuesta.

Este 16 de septiembre nuevamente se solicitó información a la Coordinación Zonal 3 y a Joshua Culcay, exdirector del Distrito de Salud Ambato, sin embargo, hasta la fecha tampoco se ha obtenido una respuesta. (FCT)

Fuente: lahora.com.ec