Por el momento, las actividades laborales, así como el transporte y la circulación entre provincias están suspendidas hasta el domingo. Además, la resolución del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional indica que desde el lunes existirá un semáforo con restricciones específicas por provincias.

María Paula Romo, ministra de Gobierno, aseguró ayer en cadena nacional, que se categorizará a las provincias de acuerdo con el riesgo de contagio.

Romo dijo que en un inicio “probablemente se extienda la cuarentena en todo el Ecuador”, por lo que la reactivación de jornadas podría llegar al finalizar abril.

4.450 casos confirmados se dieron hasta ayer.El epidemiólogo de la UTE Francisco Pérez dice que las medidas de restricción son difíciles de sostener en el tiempo. “Hemos hecho algunos modelos matemáticos de simulación y creemos que apenas estamos empezando la etapa en la que vamos a llegar al mayor número de casos en el país”.

Son varias las medidas que se han tomado y dan cuenta del tiempo que tomará retomar la cotidianidad. El Ministerio de Educación, por ejemplo, ha determinado que el año lectivo del régimen Sierra- Amazonía, continúe de forma virtual.

«Estamos preparados para terminar así el año escolar, hasta el 30 de junio», dijo Monserrat Creamer, ministra de Educación.

Cuarentena hasta mayo

Jorge Yunda, alcalde de Quito, solicitará al COE que el aislamiento en la capital se extienda hasta el 30 de abril.

Yunda señaló que el objetivo es aplazar el número de contagios para que el sistema de salud no colapse, aunque reconoció que es inevitable que crezca la cifra. Esta idea la sustenta Juan Carlos Zevallos, ministro de Salud, quien ha mencionado que, mientras Guayaquil ha alcanzado la cúspide la curva epidemiológica: “En Quito todavía estamos de subida”.

242 personas habían muerto hasta ayer.Aunque el titular de la salud también considera aplazar la cuerentena, mencionó que los siguientes cuatro días serán claves para las decisiones.

Daniel Simancas, médico investigador y epidemiólogo de la UTE, mencionó que el pico máximo de contagios por coronavirus, en Ecuador, ocurrirá durante las dos primeras semanas de mayo.

Por lo que se debería continuar con el confinamiento para evitar una nueva saturación del sector sanitario.

Pérez dice que habrá que evaluar cómo va la curva dentro de cada provincia y de esa forma hacer un levantamiento de manera escalonada. (AVV)
No somos capaces de detectar precozmente la enfermedad, estamos atendiendo solo a las personas que tienen síntomas graves”.

Francisco Pérez,
epidemiólogo y catedrático.

Fuente: lahora.com.ec