El ministro de Cultura de Cuba denunció el miércoles en Unesco la crueldad del bloqueo estadounidense respecto a su país ante la COVID-19.

El ministro de Cultura de Cuba, Alpidio Alonso, durante un foro virtual convocado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), reiteró su denuncia contra las sanciones y bloqueo por Estados Unidos a la isla en el actual contexto de la COVID-19.

Además, el funcionario destacó los esfuerzos del Gobierno contra la COVID-19, así como los obstáculos que se enfrenta para acceder a las tecnologías necesarias a causa del ilegal bloqueo estadounidense. Lo hizo en el evento, una oportunidad para abordar las consecuencias de la presente pandemia en el sector cultural.

“Deberían prevalecer la colaboración y la solidaridad, por encima de las diferencias políticas”, afirmó el titular cubano en el escenario de la pandemia del coronavirus y añadió que esa actitud han demostrado los médicos cubanos al desempeñar su labor humanitaria en la isla y otras partes del mundo.

EE.UU. mantiene las presiones ilegales a Cuba sin consideración ante las circunstancias que ha causado el nuevo coronavirus, mientras Cuba, pese a ser víctima del bloqueo y de las presiones de Washington, ha enviado cientos de médicos y enfermeros a varios países del mundo como, por ejemplo, a Nicaragua, Jamaica, Surinam, la isla de Granada y Venezuela, así como a Italia, para contribuir en la lucha contra el coronavirus.

La Habana ha usado el fármaco Interferón Alfa 2B contra el coronavirus en China y ha sido un éxito, por eso el Gobierno de la isla ha recibido solicitudes de 15 países para adquirir el medicamento. Esto es mientras que EE.UU. insta a los países a rechazar la cooperación médica de la isla.

De hecho, muchos países, figuras y organismos internacionales han pedido a EE.UU. que ponga fin a sus sanciones a naciones como Irán, Cuba, Venezuela y Rusia en la actual terrible coyuntura.

No obstante, el Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, ha desoído todas y cada una de estas llamadas, e incluso ha aprobado nuevas sanciones en este periodo, lo que, además de amenazar la seguridad mundial, demuestra su catadura moral.

Fuente: hispantv.com