Un numeroso grupo de integrantes del Transporte Escolar Unido del Azuay recorre esta mañana calles de Centro Histórico llevando a cabo una protesta pacífica en rechazo a las medidas económicas adoptadas por el Gobierno, particularmente en lo que tiene que ver con el retiro del subsidio a los combustibles.

Los manifestantes también se acercaron y se apostaron en las inmediaciones del Municipio de Cuenca y de la Fiscalía Provincial del Azuay para mostrar su descontento con las medidas económicas.

Unas 200 personas de este gremio hicieron un corto recorrido por el Centro Histórico de Cuenca con pancartas y un parlante para hacer sentir su apoyo al paro nacional.

“Únete pueblo, únete a luchar contra este Gobierno antipopular”, fue la consiga más repetida por los transportistas escolares, quienes se mostraron muy preocupados por verse forzados a quitar dos o tres dólares al presupuesto familiar.

Fuente: elmercurio.com.ec