Al parecer  la oposición venezolana esta decidida a sembrar de muertos el camino que los podría llevar a la Presidencia de la República. Para los efectos,  con el apoyo financiero de los EE.UU. han contratado a miles de jóvenes para que asistan diariamente a realizar manifestaciones violentas contra el Régimen de ese País.Utilizan francotiradores para acusar la mayor mortandad posible y luego echarles  la responsabilidad al Presidente Maduro.

Pero no solo eso, sino que  hacen arman bombas caseras, molotov, que la emplean no solo contra la policía, que no portan armas, sino contra ellos mismo, siempre con el propósito de culpa al Gobierno.

 

La pregunta que el mundo civilizado se hace, ¿Porquè no esperar las elecciones que se llevaràn a cabo el pròximo   año y así ahorrar ese dolor a los madres que están perdiendo a sus hijas para que Capriles sea  quien  reemplace a maduro.