El mandatario ganó un juicio por injurias. Debe ser indemnizado.

El activista y político Fernando Villavicencio canceló parte de los 141.000 dólares que debe entregar al presidente de la República, Rafael Correa.

Esa es la indemnización que la Corte Nacional le impuso en el juicio que enfrentó por injurias. La condena alcanza también al exasambleísta Cléver Jiménez y al médico Carlos Figueroa.

Ayer Verónica Sarauz, esposa de Villavicencio, acompañada por una veintena de familiares y amigos, fue a la Unidad Judicial Civil de Quito para entregar la constancia del pago.

“Este es dinero que usted presidente le quita a mis hijos”, dijo. Ella encabezó una caminata de tres cuadras hacia el juzgado. A su lado iba su hijo pequeño con su alcancía. Detrás, un cartel con la impresión del cheque entregado al banco por 47.306,60 dólares.

Julio Sarango, defensor del activista, insistió en que el juicio de insolvencia contra su cliente es nulo porque existe un pronunciamiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que reconoce una violación en el proceso.

Aseguró que la Corte ordenó la detención de Villavicencio. Él está en la clandestinidad por la medida cautelar dictada en el llamado a juicio por el presunto hackeo de los mails de autoridades de Gobierno.

Fuente: El Expreso