En torno a la estrella más cercana a nuestro sistema solar, Próxima Centauri, se ha descubierto un planeta de dimensiones similares a la Tierra y que se encuentra a una distancia adecuada de su sol como para permitir la presencia de agua en su superficie y albergar vida, informa Nature.
El planeta representa un mundo potencialmente habitable por la humanidad y se encuentra lo suficientemente cerca como para enviar a él la primera nave interestelar tripulada. No en vano, el planeta se encuentra a 1,3 pársecs de la Tierra y se necesitarían 20 años para alcanzarlo si se viajara a una velocidad de un 20% la velocidad de la luz.