La Policía española arrestó el martes en Sevilla a un militar miembro de la comitiva oficial del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, por narcotráfico.

La detención se produjo cuando el militar, que forma parte de la comitiva de Bolsonaro que viaja hacia la cumbre del Grupo de los 20 (G20) en la ciudad japonesa de Osaka, fue interceptado en un control policial durante una escala en la capital de Andalucía, en el sur de España.

La noticia ha sido confirmada por el propio mandatario a través de su cuenta de Twitter. También ha emitido un comunicado el Ministerio de Defensa de Brasil, en el que censura los hechos cometidos por uno de sus miembros.

El militar llevaba en su equipaje 39 kilos de cocaína repartidos en 37 tabletas. Se cree que el destino final de la cocaína era España y que el sargento, así como probablemente otros militares de su unidad, fueron sobornados para aceptar el alijo en el avión oficial.