La exmandataria se querella contra el juez de la causa y rechaza todas las acusaciones de corrupción en su contra.

La Justicia dictó ayer la inhibición general de todos los bienes de la expresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015), informaron fuentes judiciales a la agencia estatal Télam.

La medida fue adoptada por el juez federal Claudio Bonadío durante la presentación de la exmandataria en los tribunales federales de Buenos Aires, en el marco de la causa en que Fernández de Kirchner está procesada por supuestas irregularidades en la operatoria en 2015 del Banco Central por la venta a futuro de dólares a precios más bajos que los de mercado, que generaron perdidas al Estado.

“Hoy quedó evidentemente demostrado que el hostigamiento ya reviste caracteres casi ridículos”, declaró la ex jefa de Estado peronista ante la prensa al salir del juzgado de Bonadío. “La animosidad es manifiesta”, subrayó.

Denuncia a juez y a diputada

Fernández de Kirchner informó que además de notificarse del procesamiento y el embargo de bienes que le dictó el magistrado, se presentó ante la Fiscalía para denunciar al juez Bonadío y a la diputada opositora Margarita Stolbizer por considerar que hubo “connivencia” entre ellos y un supuesto “tráfico de información y documentación” tras los allanamientos que se hicieron a sus propiedades.

Stolbizer acusó a la expresidenta de ocultar unos seis millones de dólares en cajas de seguridad y cuentas no declaradas.

La defensa

“Era plata que tenía en el Banco Nación y la pasé a un banco privado. ¿Por qué me dolaricé? Porque no se qué va a hacer esta gente con la economía. Como no tengo confianza en la política económica de este Gobierno dolaricé lo que había pesificado en 2012”, explicó la exjefa de Estado, quien agregó que salió “perdidosa” por la devaluación de cerca del 50% que aplicó la administración de Mauricio Macri a los pocos días de asumir en diciembre.

Investigación

La causa -en la que también están procesados el exministro de Economía Axel Kicillof y el extitular del Banco Central Alejandro Vanoli entre otros- investiga contratos de venta de dólares a futuro a un precio pactado que, según el magistrado, ocasionó millonarias pérdidas para el Estado.

‘Cortina de humo’

La expresidenta insiste en que todas las acusaciones contra ella son una cortina de humo para tapar el impacto de las últimas medidas del Gobierno de Macri.

En la querella iniciada ayer, la exmandataria acusa a Stolbizer y al juez Bonadio de “tráfico de información”. La decisión del juez sobrevino al acto formal de notificación del embargo de 15 millones de pesos que le aplicó cuando dictó su procesamiento. Fernández rechazó las acusaciones de corrupción que la salpican en distintas causas, como la que investiga por presunto lavado de dinero al empresario Lázaro Báez, principal adjudicatario de la obra pública.

Apoyo de Correa y de la Unasur

En breves declaraciones a la prensa , la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner contó ayer que el presidente de Ecuador, Rafael Correa, y el secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, la habían llamado para darle “fuerza” y solidarizarse con su situación judicial.

Fuente: LA HORA

Visitas de hoy: 0
Total de visitas: 11338