Diego Maradona se estrenó ayer como embajador de la FIFA con un incidente en un hotel de Madrid –donde un periodista español lo acusó de golpearlo– y con la aclaración de que no hablará más con Edgardo Bauza, técnico de Argentina, por la reunión de este con Mauro Icardi, delantero albiceleste del Inter de Milán.

En el sitio donde se aloja Maradona, que hoy apoyará al Napoli contra Real Madrid, por la Liga de Campeones, periodistas le preguntaron: “Diego, qué esperas del partido de mañana (hoy)”. Diario Clarín indica que “parece, Maradona arrojó un golpe que no se pudo ver en cámara”. Relató el cronista: “Nos hemos llevado un golpe de Maradona”, lo que enfureció al exfutbolista. “No. Golpe, no. Si yo te llego a pegar, no te queda la nariz. Si te pego, te estropeo”, le aseguró.

Mientras, en conversación con Clarín dijo que no ha conversado con Bauza. “No hablé y no pienso hablar más con él”, declaró, y reveló que le molesta la reunión del Patón con el artillero. A Maradona le parece incorrecto que Icardi se casara con la exesposa del futbolista gaucho Maxi López.

“Hay cosas que no se hacen y que no se perdonan. Quiero ver a Bauza diciéndole a Lionel Messi si quiere ir a comer a la casa de Icardi. O que Icardi vaya a comer a la casa de Messi, de Agüero, o del jugador de la Selección que sea después de lo de Maxi López”, dijo.

Fuente: El Universo