La presidenta brasileña Dilma Rousseff, amenazada por un impeachment (juicio político), acusó el martes a su vicepresidente Michel Temer de «traición» tras la filtración de una grabación en la que ya daba a la mandataria por destituida.
Este lunes, una comisión parlamentaria, con 38 votos contra 27, recomendó un juicio de destitución (impeachment) de la presidenta de izquierda Dilma Rousseff, por supuesta adulteración de las cuentas públicas.
«La conspiración ha sido desenmascarada», dijo Rousseff en un discurso, en el que acusó que un mensaje grabado de Temer, que se conoció el lunes, es la evidencia del complot.
El mensaje, en el que Temer habla como si el juicio político ya hubiese ocurrido, hace un llamado a la unidad nacional.
«Ya están conspirando abiertamente, a pleno día, para desestabilizar a la presidenta legítimamente elegida», dijo Rousseff. Esa filtración «revela una traición hacia mí y hacia la democracia, de ese jefe conspirador que tampoco tiene compromisos con el pueblo», proclamó la presidenta en una reunión sobre educación en el Palacio presidencial de Planalto.
Fuente : El Universo