Disturbios, gases lacrimógenos y enfrentamientos entre manifestantes y Policía marcaron el inicio de la jornada de protestas por las últimas medidas económicas dispuestas por el presidente, Lenín Moreno, la noche del martes pasado.

Una marcha de estudiantes universitarios salió de la Universidad Central, avanzó por la calle Guayaquil hacia el Palacio de Gobierno, pero se encontró con un piquete antimotines de la Fuerza Pública que la dispersó con bombas lacrimógenas.

Miembros de la prensa gráfica que cubrían la manifestación fueron agredidos por miembros de la Policía Nacional, como se registró en videos.

Los incidentes entre la Policía y los manifestantes se intensificaron mientras más se acercaban al Palacio de Carondelet, donde las autoridades del Gabiente están reunidas con Moreno, para definir qué acciones tomar.

Policías y carros antimotines bloquean el paso. Según se reportó, hay fuertes ruidos por las detonaciones de las bombas lacrimógenas y los ciudadanos salen corriendo para no ser afectados por el gas.

Sobre la protesta, Pablo Castro, dirigente de la FEUE, afirmó que no declinarán  hasta que el Gobierno retire el proyecto económico.

Más temprano, otro grupo quemó llantas a la altura de la plazoleta Indoamérica y está cerrada la vía. Mientras un tercero, cerraba las intersecciones de la avenida América y 18 de Septiembre bloqueando también con llantas quemadas la vía.

Las protestas se registraron desde la mañana. A las 08:00, la paralización subió de tono y hubo sectores donde se registraron altercados entre los manifestantes y la Policía. Un ejemplo de esto se dio en Carapungo, en el norte, donde se reportaron dos detenidos.

En la avenida 6 de Diciembre y Nazareth, también en el norte, los uniformados desalojaron a un grupo de personas que estaba quemando llantas y palos en mitad de la vía.

En la Avenida Diego Vásquez de Cepeda, asimismo, un grupo de taxistas bajó las llantas del auto de un colega que llevaba a un pasajero. Situaciones similares se vivieron en la Loma de Puengasí y en Chimbacalle, en el sur.

Frente a los incidentes violentos, las autoridades municipales se pronunciaron en sus cuentas de redes sociales. El alcalde, Jorge Yunda, publicó su rechazo enérgico a «todo acto de violencia y más aquellos en contra de funcionarios municipales que únicamente cumplen con su deber».

Fuente: lahora.com.ec

Visitas de hoy: 0
Total de visitas: 10926