Las consecuencias de la abultada derrota 4-0 del FC Barcelona a manos del PSG tuvieron un efecto inmediato en las formas de Luis Enrique con Jordi Grau, periodista de TV3, que le entrevistó al término del partido al ser televisión oficial de la competición.

“El resultado lo dice todo. A ver si el tono cuando ganamos en las preguntas es el mismo que cuando perdemos”, le espetó al periodista en un clima de evidente tensión.

La cosa pudo pasar a mayores, según aseguró Susana Guasch. La periodista de Atresmedia aseveró que Luis Enrique tuvo que ser sujetado por tres personas al acabar la entrevista para que no se produjese un altercado aún peor.

Fuente: El Universo