Subirse en un dron sería posible a partir del segundo trimestre de este año en Dubái. eHang 184 es el nombre del aparato que transporta a una persona.

Este vehículo, una especie de taxi-dron, puede desplazarse de un punto a otro a 300 metros de altura respecto del suelo y a una velocidad de 100 km/h, de acuerdo con un recorrido ya programado, explicó la Autoridad de Carreteras y Transportes (RTA).

Es suficiente con que el conductor seleccione su destino para que el vehículo despegue, vuele y lo deposite en el lugar elegido.

Su estructura física es de 1,5 metros de largo y 440 kg de peso formado por cuatro patas y ocho hélices que le posibilitan volar. El taxi-dron, que puede recargarse en dos horas y tiene una autonomía de vuelo de casi 30 minutos, fue elaborado por el constructor chino EHang y luego probado en Dubái.

El movimiento del aparato estará coordinado por un centro de control y la RTA anunció su intención de introducir este sistema en Dubái a partir de julio próximo.

Los primeros vuelos de prueba del eHang 184 se desarrollaron en Nevada, EE.UU., hace más de un año.

La seguridad en este tipo de vehículos autónomos deberá ser la cuestión primordial, dijo Steve Wright, experto en aviación y sistemas aeronáuticos en la Universidad del Oeste de Inglaterra (UWE), según informa la BBC.

Wright también señaló que “la forma en la que funcionan estos sistemas hace que su manejo suela ser fácil. Lo difícil es crear sistemas que resistan al fracaso”.

El especialista agrega que le gustaría ver los taxis drones volar por al menos 1.000 horas antes de montar a un ser humano dentro de ellos.

El portal señala que plataformas como Uber, Google y Amazon también están probando con este tipo de tecnología, sin embargo, no han anunciado ningún modelo que vaya a estar disponible próximamente.

En tanto que la empresa israelí Urban Aeronautics comunicó en enero que tendrá un dron para pasajeros, diseñado únicamente para uso militar, para el 2020.

Su valor sería de 14 millones de dólares y capaz de transportar 500 kilos.