Hispan TV

El presidente filipino dice que podría poner fin a un tratado de seguridad con EE.UU. por crear Washington depósitos permanentes de armas en su país.

“Ahora mismo están descargando armas en Filipinas (…) Esto es una advertencia a las Fuerzas Armadas estadounidenses. No lo hagan. No lo permitiré”, ha dicho Rodrigo Duterte en una rueda de prensa televisada hoy domingo, citada por la agencia británica de noticias Reuters.

El Acuerdo sobre las Fuerzas Visitantes, entrado en vigor en 1999 establece que “no habrá instalaciones permanentes”, ha señalado Duterte, para luego recalcar que “un almacén con cualquier otro nombre sigue siendo un almacén: una estructura permanente para alojar armamento”.

La preocupación del presidente filipino es aún mayor en el momento en que “ni siquiera sabe” si entre el material bélico descargado por los norteamericanos hay misiles nucleares, ha apostillado.

El mandatario responde así a la luz verde dada por el Pentágono a la construcción de almacenes, pistas y barracones, en virtud del Acuerdo de Cooperación Aumentada para la Defensa (EDCA, por sus siglas en inglés), firmado en 2014 entre ambos países, y que permite el almacenamiento de equipamiento destinado a operaciones “humanitarias” y “de seguridad marítima”.