El mandatario filipino ha reaccionado de esa manera a un informe titulado “Tropas, trolls, buscapleitos: inventario de la manipulación organizada en las redes sociales”, publicado hace unos días por el centro educativo, en el que se afirma que Duterte pagó 200.000 dólares a “tropas cibernéticas” para mejorar las opiniones sobre su candidatura en las presidenciales de 2016 y manipular las críticas, según ha recogido este viernes el canal televisivo ruso RT.

“¿La Universidad de Oxford? Es una escuela para tontos”, ha sostenido el jefe del Gobierno del país asiático.

Duterte no ha negado que pagó a un grupo de personas que lo defendieron en las redes sociales, pero ha asegurado que no ha mantenido esta práctica desde su victoria en los comicios. “Por el momento, no lo necesito. No necesito defenderme de los ataques”, ha indicado.