Ecuador firmó este miércoles un convenio con el St. Jude Children´s Research Hospital, de Estados Unidos, para atención asistencial, investigación e innovación en tratamientos de niños y niñas con cáncer en la red de salud pública.

La firma del convenio de cooperación entre el Ministerio de Salud Pública del Ecuador y el Hospital Saint Jude Children’s Research de Estados Unidos, se concretó, este miércoles, como resultado del trabajo impulsado por la Vicepresidencia de la República en los últimos dos meses, con el fin de mejorar las capacidades de los hospitales pediátricos públicos y profesionalizar al servicio médico para la atención de niños con enfermedades catastróficas en el país.

Esta cooperación técnica consiste en atención asistencial, investigación, capacitación y fortalecimiento del talento humano que permitirá mejorar los procesos de gestión, innovación y tratamiento de esta enfermedad que afecta anualmente a aproximadamente 1.000 niños en Ecuador.

El cáncer es la segunda causa de muerte en América Latina. En Ecuador, el 52% de casos corresponde a leucemia, donde solamente 1 de cada 2 niños sobrevive, mientras en países desarrollados 9 de cada 10 niños logran superar la enfermedad. Frente a esta realidad, la Vicepresidencia puso en marcha el Círculo Manos que Alivian, con enfoque en la humanización del servicio público y fortalecimiento de capacidades científicas y de investigación que permitan una mayor esperanza de vida.

La Vicepresidenta destacó: “en medio de la tragedia del dolor de un niño enfermo y de su familia, es responsabilidad del Estado ecuatoriano dar respuesta oportuna con un servicio de salud profesionalizado, con capacidades suficientes, con la posibilidad de intercambios de información sobre nuevos y más avanzados tratamientos, con segundas opiniones, con investigaciones conjuntas para tener acceso a diagnósticos más precisos y para implementar los protocolos que permitan aumentar la esperanza de vida de los más pobres de los pobres, los que carecen de lo básico, de la salud, más aún si se trata de niños”. (I)

Fuente: eluniverso.com