Los números hablan: casi 50 millones de estadounidenses son pobres, el 15 por ciento del total. El umbral de pobreza en la primera potencia mundial es un ingreso por hogar tipo de 23.492 dólares, casi tanto como el costo anual promedio de una carrera en una universidad estatal. Entrampado en esta realidad que se cristaliza año tras año, Estados Unidos sucumbe ante un esquema impositivo absurdo y una tendencia al recorte del gasto social. VIERNES desanda el camino del “sueño americano” transformado en pesadilla

Para algunos (republicanos que quieren reducir los programas sociales ya menguados, progresistas que se escandalizan por las cifras), la guerra se ha perdido. Para otros, la guerra ha logrado victorias en batallas importantes, como la que presenta la desigualdad récord: sin esos programas, la pobreza sería muchísimo mayor. Otros piensan que el país dejó de luchar y por eso hoy el 15 por ciento de sus habitantes son pobres: casi 50 millones de personas.

 

Fuente: ÁMBITO.COM