EE.UU. pretende enviar esta semana tanques a los países bálticos fronterizos con Rusia, el mayor despliegue de ese tipo desde la Guerra Fría. El diario estadounidense The Wall Street Journal informó el lunes que algunos de los tanques de combate estadounidenses tipo M1A2 Abrams que participaron en las maniobras militares conjuntas con las fuerzas polacas en el norte de Polonia, serán desplegados en Letonia, Estonia y Lituania.

De acuerdo con el reporte, los carros de combate norteamericanos se quedarán en esos países hasta que entren en la fase operacional las “fuerzas

de disuasión” de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en la primavera (boreal) de este año.

Se trata de un paso destinado a asegurar el compromiso de Washington a garantizar la seguridad a sus aliados de la Unión Europea (UE), sostuvo el medio. En los ejercicios en Polonia participaron alrededor de 80 tanques y 140 carros de combate modelo Bradley procedentes de EE.UU., que fueron desplegados en territorio polaco a principios de este año en curso.