Una corte egipcia ha condenado a muerte a 12 miembros de los Hermanos Musulmanes y a otros 157 a cadena perpetua.

La corte criminal de la ciudad egipcia de Menia ha condenado a muerte a 12 de los acusados de participar en los incidentes violentos en Matay, en la provincia de Menia en 2013, y ha condenado a otros 157 a cadena perpetua, ha informado este lunes la cadena británica SkyNews.

A estas personas, manifestantes y seguidores del depuesto presidente egipcio Mohamad Mursi, se les acusa de haber prendido fuego a una estación de policía y matado al subjefe de la Policía de Matay.

Ciento de personas murieron o resultaron heridas el 14 de agosto de 2013, como resultado de la acción militar para dispersar a los seguidores de Mursi en las plazas de Al-Nahda y Rabaa al-Adawiya en El Cairo, la capital