Juntos han prestado más de 2.700 millones a la caja estatal Esos dineros han ayudado a ponerse al día con los acreedores

Son operaciones que han prendido los debates -pros y contras- pero que a la caja estatal le han sentado bien. Hace poco, el Banco del Pacífico compró papeles públicos por $ 215 millones.

La del 30 de marzo ha sido la transacción más importante del año que registra en su bitácora la Bolsa de Valores de Guayaquil (BVG). Otro empujón ha venido directamente del Banco Central de Ecuador (BCE) que ha financiado al fisco con unos 2.500 millones.

Dos inyecciones de liquidez que le han servido a Finanzas, el ministerio encargado de pagar el sueldo a funcionarios, así como las deudas con proveedores y contratistas, para ponerse al día, aunque entre abril y mayo, los atrasos se incrementaron al pasar de 953 millones de dólares a 1.085 millones de dólares.

Y, si bien hay detractores de estas movidas financieras, Efraín Vieira, presidente del Pacífico, las califica de “normales”. El banco tiene su comité de crédito que analiza las transacciones que luego pasan a aprobación del directorio. Son 215 millones de dólares que se han comprado entre Cetes (Certificados de Tesorería) y Bonos del Estado, por los que se ha recibido una renta del 2,3 %, señala Vieira, en plazos de entre 90 y 120 días. “Es mejor que tener los recursos ociosos”.