Las exportaciones se redujeron un 2,3 por ciento el año pasado.

El déficit comercial de bienes y servicios de EE. UU. se elevó en 2016 un 0,4 %, hasta los 502.300 millones de dólares, la cifra más alta desde 2012, en momentos en que el nuevo presidente Donald Trump prometió reducirlo para impulsar el crecimiento económico.

Según el reporte del Departamento de Comercio, esta ampliación del saldo negativo comercial responde a la caída de las exportaciones, que se redujeron un 2,3 % el pasado año; mientras que las importaciones bajaron un 1,8 por ciento.

EE. UU. en 2016 registró un superávit de 247.820 millones de dólares en servicios, pero fue superado por el notable déficit en el comercio de bienes por valor de 750.070 millones de dólares.

La cifra corresponde al último año de Gobierno del ya expresidente Barack Obama, quien había prometido duplicar en 2010 la cifra de exportaciones estadounidenses al fin de su mandato, algo que se ha mostrado inviable. Los economistas han apuntado a la fortaleza del dólar, que encarece los productos estadounidenses en el extranjero, y a la debilidad de la demanda global como explicación para el déficit.

Fuente: El Expreso