El ministro de Trabajo, Leonardo Berrezueta, aclaró este martes que el 31 de diciembre no es feriado. Ese día se labora normalmente.

Berrezueta hizo el anuncio este martes, ante rumores que circulan en redes sociales sobre un supuesto asueto.

Sin embargo, se espera que al mediodía del jueves, la mayoría de las actividades públicas y privadas se reduzca, en vísperas del feriado del viernes 1 de enero.

La atención bancaria al público, como es costumbre, se suspende desde el jueves para realización de balances internos. En tanto, la de venta y consumo de bebidas alcohólicas se extiende entre jueves 31 de diciembre y viernes 1, hasta las 03:30 de la madrugada, según información del Ministerio del Interior.

Fuente: www.eluniverso.com