El conflicto en Nigeria eleva los precios al máximo desde 2015
Al fin. Después de semanas de ascenso y días rozando la cifra, el petróleo de Texas superó la barrera psicológica de los 50 dólares. Ayer el barril de crudo que Ecuador toma como referencia subió un 1,34 % y cerró a 50,36 dólares, tras ganar 67 centavos frente a la cotización del día anterior.
La última vez que el barril de Texas cerró por encima de 50 dólares fue el pasado 21 de julio, cuando el WTI terminó en 50,36 dólares, aunque al día siguiente volvió a perder ese nivel psicológico que no ha podido recuperar hasta ahora.
Los analistas volvieron a atribuir la subida del llamado oro negro a los sabotajes y ataques a instalaciones petroleras que están teniendo lugar en Nigeria, uno de los principales productores de crudo de África, que han obligado a reducir las extracciones.
A este panorama se añaden las expectativas de descenso de los inventarios en Estados Unidos, cuyo estado se conocerá efectivamente hoy. Y de ello dependerá, en parte, que el crudo de Texas (WTI) permanezca arriba de los 50 o se desplome como pasó hace un año.
Los inventarios de petróleo en Estados Unidos cayeron en 2,7 millones de barriles la semana pasada, su tercera semana seguida de declive, según las estimaciones para mañana.
El precio a 50 dólares da oxígenos a las arcas estatales, ya que el presupuesto de Ecuador tomó como cotización de referencia un petróleo a 35 dólares a la hora de fijar las previsiones de ingresos de 2016, durante la elaboración del presupuesto general en diciembre del año pasado.

Fuente: EXPRESO