Los ojos de la inversión mundial están puestos en Estados Unidos.

El precio del petróleo y del dólar bajó ayer de valor, luego de que en el mercado internacional se fortalecieran los temores sobre el aumento de una oferta en la producción de crudo estadounidense y de que se prevean consecuencias de la nueva política migratoria en ese país.

El llamado ‘oro negro’ cayó por segundo día consecutivo más de 1 % en el Nymex en medio del temor de que la primera potencia mundial reactivara sus extracciones de crudo. El barril de light sweet crudo (WTI) para entrega en marzo y de referencia para Ecuador, cedió 54 centavos al cerrar en $ 52,63 en el mercado de Nueva York. En el de Londres, el barril de Brent para marzo bajó 29 centavos a $ 55,23.

Paralelamente la cotización del dólar cayó también ayer como consecuencia de la expectativa que está generando la nueva política migratoria impuesta por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

El billete verde descendió más de 1 por ciento contra el yen, tras un fin de semana agitado por los decretos sobre inmigración. El dólar cayó hasta un 1,4 por ciento frente al yen a un mínimo de sesión de 113,46 yenes, ya que los inversores buscaban la seguridad de la moneda japonesa, porque las restricciones migratorias de Trump llamaron la atención sobre el riesgo del proteccionismo y la amenaza que ello representa para la economía.

El euro, por su parte, retrocedió a su menor nivel desde el 19 de enero contra el billete verde tras la publicación de datos sobre la inflación de Alemania levemente más débiles de lo previsto, pero redujo buena parte de sus pérdidas cuando los inversores examinaron detalladamente el reporte. La moneda europea cotizaba estable contra la divisa estadounidense a 1,0690 dólares.

Crudo

En el mercado existe una creciente convicción de que habrá una mayor producción de petróleo de esquisto por parte de EE. UU. este año y eso debilita los precios, que intentan ser reanimados por los países petroleros, miembros de la OPEP.

Divisa

La decisión de EE. UU. de prohibir el ingreso de refugiados y ciudadanos de mayoría musulmana tiene sus efectos. El desmedido proteccionismo y la amenaza que ello representa para la economía alerta a inversores que buscan estabilidad. Eso debilita al dólar..

Fuente: El Expreso