El Galpón de las Artes, que durante casi una década ha sido plataforma de la cultura en el Valle de los Chillos, reabrió sus puertas este año con una propuesta renovada, que invita a artistas de todas las áreas a exponer sus creaciones con el reconocimiento y el valor que merecen.

El centro cultural nació como un proyecto del Grupo de Teatro Galpón de las Artes, que tiene una larga e importante trayectoria en el medio. Bajo la dirección del actor Jaime Bonelli, el colectivo se formó hace alrededor de cuatro décadas en el barrio de San Marcos, y hace ocho años se trasladó a la sala que hoy funciona en la avenida General Enríquez, en el sector San Rafael.
Dar valor al arte
Esteban Calispa, que a los 15 años se unió al colectivo como iluminador, está a cargo de la producción de eventos del centro, que mantiene una programación variada todos los viernes y sábados. Teatro, danza, música, pintura y poesía se han tomado las noches con espectáculos de alta calidad, con precios que van de 7 a 10 dólares.

“Aquí, en el Valle, regularmente los artistas regalan su trabajo”, comenta Calispa, y añade que las autoridades no colaboran en la organización, a menos que los eventos sean de entrada libre. El objetivo del Galpón es “hacer conciencia en la gente, que sepan que lo que van a ver tiene valor”.

Está abierta la convocatoria para artistas que deseen dictar talleres de actuación, danza, artes plásticas y música. Entre sus los próximos eventos están las obras ‘El beso y otras formas de morir’, el viernes a las 20:00; ‘Caperucita roja’, el sábado a las 11:00; y ‘La boda’, el sábado a las 20:00. (AA)

Fuente: lahora.com.ec