Más del 90 % de las 53 plantas farmacéuticas en el país son de capital ecuatoriano, administradas por ecuatorianos y dirigidas técnicamente por ecuatorianos, según un estudio del mercado farmacéutico de la Espae de la Escuela Superior Politécnica.

Por lo tanto la Asociación de Laboratorios Farmacéuticos Ecuatorianos (ALFE) solicita a las autoridades que tomen en cuenta los problemas que el sector afronta, para que mediante una reunión se lleguen a acuerdos que beneficien tanto a los empresarios, como al cliente final.

Se estima que en el país hay 9.995 farmacias, de las cuales 1.528 funcionan en Guayaquil.

Las ventas al por menor de medicinas, a nivel nacional, mueven al año unos 2.248 millones de dólares. Esta parte de la cadena, en el país entero, emplea a 25.830 personas, según los últimos datos publicados del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), que datan de 2013.

Así como para dar un diagnóstico de una enfermedad se enumeran los síntomas y entonces se elabora la receta, en los cuadros de la parte inferior se identifica al actor, el problema que enfrenta y la solución que plantea.

Pero, parte del ‘remedio’ está en que el Ministerio de Producción, Industrias y Salud; la Superintendencia de Control de Poder de Mercado y la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria apliquen una serie de normas a la vena del sector.

Los farmacéuticos esperan una cita con estas autoridades.

Fuente: EXPRESO.EC