Un podio, el del medio, quedó vacío. Lenín Moreno no llegó al Debate organizado por la Cámara de Comercio de Guayaquil (CCG), la noche de este 25 de enero.

Un podio, el del medio, quedó vacío. Lenín Moreno no llegó al Debate organizado por la Cámara de Comercio de Guayaquil (CCG), la noche de este 25 de enero.

El escenario, decorado con rosas, contaba con gradas y una rampa para el ingreso de los ocho candidatos a la Presidencia de la República. Miguel Ángel González, presidente alterno de la CCG, abrió el espacio, afirmando que el gremio se encuentra presto para colaborar con el próximo gobierno.

Dalo Bucaram fue el primero en subir a la tribuna. Le siguió Guillermo Lasso, Washington Pesántez, Patricio Zuquilanda, Iván Espinel, Paco Moncayo y Cynthia Viteri. El orden responde al sorteo realizado el pasado 11 de enero.

Frente a ellos, la periodista Andrea Bernal. La ecuatoriana, radicada en Colombia, indicó a los candidatos las ‘reglas del juego’ que se inició a las 21:00.

Una hora antes, simpatizantes y candidatos compartían en las instalaciones del Centro de Convenciones. Dallyana Passailague, Patricia Terán, Paola Vintimilla, María Mercedes Cuesta fueron algunas de las personalidades que se dieron cita en Guayaquil. Políticos como Gustavo Larrea, Gilmar Gutiérrez, Andrés Páez también asistieron para apoyar a sus candidatos.

Sylka Sánchez, del partido Adelante Ecuatoriano Adelante, fue otra de las aspirantes al Legislativo que llegó hasta el Centro de Convenciones. A pesar de que no tiene presidenciable, presenció el debate acorde a la política de “Ojo Seco”, esa que impulsa su agrupación referente a la vigilancia del cumplimiento de las promesas de campaña.

Las barras de los simpatizantes recibieron a los candidatos. Ese apoyo también se convirtió en un problema en el transcurso del encuentro, puesto que interfería en las participaciones. Por tal motivo, la moderadora solicitó “madurez” a los asistentes.

Cynthia Viteri, representante del Partido Social Cristiano, fue una de las presidenciables con más presencia de partidarios. De hecho, tras dos horas de debate en donde se abordó mercado laboral, política tributaria, reglas macroeconómicas, corrupción, libertad de expresión, drogas y gobernabilidad, decenas de personas se abalanzaron para abrazarla y saludarla. “Cynthia presidente, Cynthia presidente”, gritaban.

Pero ella no fue la única en desatar pasiones. Al concluir la cita, Paco Moncayo, del Acuerdo Nacional por el Cambio; y Guillermo Lasso, de Creo; también generaron euforia entre los asistentes.

Los participantes concluyeron en que la inasistencia del candidato del oficialismo no se “sintió”. Andrés Páez, binomio de Lasso, consideró que la ausencia de Lenín Moreno no restó en el primer debate presidencial de cara a los comicios de febrero. Sin embargo, en diversos momentos los candidatos lo mencionaron en sus intervenciones.

Fuente: El Expreso