El embajador de Venezuela ante la OEA, Bernardo Álvarez, reiteró ayer el rechazo de su Gobierno a instalar un canal humanitario en su país, durante su alocución en la Asamblea General del organismo en Santo Domingo.

“Creemos en la ayuda humanitaria, pero distinto es utilizarla en el marco que se está utilizando, que esconde un deseo intervencionista que es inaceptable”, dijo el embajador.

Álvarez respondía así al pedido de un corredor humanitario para el ingreso de medicinas que había hecho minutos antes Adolfo Flores Padrón, un venezolano de 25 años que participó en la reunión en representación de los jóvenes.

El secretario general, Luis Almagro, había pedido a los participantes que se ciñeran al tema de agenda oficial de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), que se reúne en República Dominicana, y recordó que la crisis venezolana sería abordada por el Consejo Permanente el 23 de junio.

No obstante, tras el comentario del embajador, Flores Padrón contestó en una rueda de prensa: “La crisis de escasez de alimentos y medicinas no espera una fecha; la situación de Venezuela es grave y nosotros estamos aquí para denunciar y encender las alarmas de la comunidad internacional”.

“No estamos pidiendo la intervención de ningún estado extranjero”, aseguró.

El pedido de Padrón ocurría mientras en Venezuela se confirmaba la muerte de un venezolano de 21 años, ocurrida el pasado sábado, en una protesta por comida en el estado Sucre, informó un grupo de derechos humanos, con lo que el saldo de víctimas fatales en la última semana de saqueos y disturbios llegó a tres personas.

Provea, una organización no gubernamental, dijo en un comunicado que Josmel Fuentes, de 21 años, murió a causa de un disparo en una protesta por la escasez de comida.

El grupo denunció, recogiendo testimonios de los pobladores de la comunidad, que la protesta fue reprimida por uniformados, entre ellos Guardia Nacional y policía del estado Sucre, con armas de fuego.

A la escasez de alimentos y medicinas se suma la de repuestos para vehículos que ayer motivó una segunda medida de protesta con la paralización nacional de autobuses y taxis que se cumplió en el país. (I)

Fuente: EL UNIVERSO