El intrépido ejemplar nacional Mimo hizo gala de sus innatas condiciones como caballo de carrera al obtener una victoria emocionante imponiéndose, con Gustavo Luque en la silla, en los 1.400 metros del clásico en memoria del pionero del turf Enrique Guzmán Aspiazu, el domingo pasado en el hipódromo Miguel Salem Dibo.

Ni los charcos que dejó una lluvia inclemente mermaron la clase y potencia de Mimo, que no dudó en arremeter en los últimos 150 metros para alcanzar su victoria número catorce de su exitosa campaña en el óvalo samborondeño.

El representante del stud Álvaro Noboa enfrentó una competencia difícil de principio a fin porque no le fue bien en la largada, aunque prontamente se recuperó al sacar de la punta a Bafana Bafana. Muy cerca corría Taquicardia, dejando al final a Pasionatta; Caminito no fue de la partida.

La fuerte lluvia dejó charcos de agua a lo largo de la pista, y pese al sol no se secaban, pero a Mimo no lo detuvieron esas dificultades. En la recta contraria tuvo un duelo apasionante con Bafana Bafana –hijo de Malek, oriundo del haras Curicó–, que no daba tregua; mientras, Passionatta y Taquicardia se acercaban.

Mimo no permitió ser rebasado y no se detuvo hasta cruzar el disco de llegada, con más de un cuerpo adelante de Bafana Bafana, que cumplió una buena actuación.

Con un desempeño de guerrero Mimo marcó 1 minuto, 25 segundos y 3 quintos. Los aficionados aplaudieron al esforzado caballo tricolor a su arribo al círculo de ganadores

Lucimar, en la quinta
En otra espectacular carrera Lucimar venció por una cabeza en los 1.100 metros de la quinta competencia, con la conducción del jinete Víctor Díaz. Lucimar arremetió por dentro y se llevó la victoria sobre Mono Totoy y Jontura, marcando 1 minuto, 7 segundos, 4 quintos.

También se impusieron La Bailarina, en los 400 metros de la primera. Farándula, en 1.000 metros de la segunda. El Lobito, en 1.100 metros de la tercera. Fliquitriqui, en 1.100 metros de la cuarta. Alegría, en los 1.100 metros de la sexta. Azzienda, de 1.100 metros al cierre.

Fuente: El Universo