Trajes cómodos. Jean, zapatos deportivos o de trabajo, camisa informal para hombres, blusa para las damas, ese fue el atuendo con el que arribaron cerca de medio centenar de invitados, hacia las instalaciones donde se levanta el Mall del Pací co ubicado sobre el malecón de la playa El Murciélago, suroeste de Manta.

Ahí todo estaba listo. Ingenieros, arquitectos, personal de mercadeo, administrativo, trabajadores y obreros no dejaban de laborar mientras arribaban los invitados. Representantes de varias tiendas que han ratificado su presencia en el Mall del Pacífico fueron los primeros en llegar. Ellos fueron guiados por personal del amante centro comercial.

La infraestructura que presenta un avance sobre el 60% luce impecable. Tras haber soportado el terremoto de 7,8 grados en la escala de Richter el pasado 16 de abril la obra está ilesa. Ahora un batallón de obreros trabaja en la mampostería (paredes), otros se dedican a los acabados con el cielo raso y varios siguen en varias funciones de hormigones.

El Mall del Pacífico pone en escena para Manta y Manabí un centro comercial de 120.000 metros cuadrados en cinco niveles. Hay espacio para 1 500 estacionamientos. El presidente de la empresa DK Management Services, Michel Deller tras agradecer el apoyo de los manabitas a este proyecto dijo que los negocios son la clave del éxito.

“Nos debemos a ustedes los comerciantes y los manabitas por ello este proyecto es una realidad” armo Deller. Hemos tenido que superar una serie de obstáculos mediáticos y legales, el mayor reto fue el terremoto del 16 de abril, del cual también salimos ilesos, afirmó.

Miguel Chiriboga, gerente de DK Management Services, dijo que tras cinco años la obra es una realidad. Empezamos a fines de 2010 a través de compra de un terreno de 30 hectáreas ubicado en la vía a San Mateo. Ahí edificamos un complejo deportivo y se permutó con las tres hectáreas donde se construye el Mall del Pacifico reseñó.

Uno de los detalles de la obra son los tragaluces (elementos por donde ingresa la luz natural) eso hace que está obra sea amigable con el medio ambiente pues necesita de poca energía para iluminación durante el día. Amplios corredores y espaciosos locales comerciales forman parte del diseño arquitectónico.

Un patio de comidas con capacidad para 2.000 sillas garantiza la comodidad de los clientes cuando llegue a pasar un día de compras y terminen su visita consumiendo los alimentos que ofrezcan varias cadenas de venta de comida preparada.

Entre los visitantes al Mall del Pacíco estaba José Aguirre representante de la tienda Mundo Mágico. Este negocio está presente en siete centros comerciales en Quito y creyó en Manta. El lugar es muy atractivo, está frente al mar eso le da un plus único, este proyecto es una realidad por eso estamos aquí reseñó.

Fabián Vargas, labora para Camisería Inglesa. Esta marca está en Ecuador desde hace 32 años también llega a Manta. En principio generaremos unas 11 plazas de trabajo, llegamos, asegura Vargas también para reactivar la economía de Manta y la provincia, nuestra visión apunta a toda Manabí pues este será el punto de encuentro de los manabitas, turistas nacionales y extranjeros.

Fuente: EL MERCURIO