Por: Dr. Gabrial Abad
Las intervenciones de Correa en las sabatinas, en las entrevistas concertadas con un guión pre establecido para que se «luzca», sus discursos, presentan un interés excepcional. No porque contengan generalizaciones profundas (cambio de época por época de cambio, a las que se les atribuye genialidad en un ser intelectualmente modesto), perspectivas amplias, síntesis precisas o propósitos prácticos claros. No contienen nada por el estilo, están impregnadas por las cualidades características de la incoherencia burocrática: ideas remanidas, formulaciones deliberadamente ambigüas, a las que se puede interpretar de un modo o de otro, inculpaciones a terceros, denigraciones a opositores con banalidades estereotipadas.
 Tiene éxitos en los papeles, es decir, muestra datos falsos o hábilmente tergiversados para cada ocasión, magnificación de resultados reales, pero sabemos que las cifras oficiales son mucho más flexibles que una goma de mascar, ¡algunos asesores , en vano le aconsejan, que masque chicle pero que no haga bombas!.
Sabemos lo que significan las palabras en boca de Correa, el orador le teme a los hechos reales, los oscurece, los envuelve en una ilusión de optimismo desmedido, otros los minimiza, la mayoría los ignora, la utilización de silogismos y de sofismas es constante, un hábito, etcétera.
Pero no nos interesa la lógica burocrática de Correa, sino la dialéctica del proceso económico, más poderoso que la más poderosa de las inconsecuencias lógicas de la burocracia.
SEMPLADES ha reemplazado la plomada en la construcción del proceso de industrialización y desarrollo de la sociedad ecuatoriana, la ha reemplazado por el trabajo «a ojo».
Correa se ve obligado a aplicar una política de zig zag anti económica para enfrentar (que son la causa y consecuencia) los peligros políticos que lo acechan ahora.
Ante la pregunta ¿cuál es la relación entre los distintos sectores de la economía? No responde. Sin embargo de la respuesta a esta simple pregunta depende la suerte de cualquier plan de desarrollo. Si se calculan «a ojo» las partes de una casa en construcción, esta puede venirse al suelo cuando llegue a un  segundo o tercer piso.
Con una regulación incorrecta ( por ejemplo, como la que se observa en las tasas arancelarias-salva guardas-)del plan, en su proceso de cumplimiento, al final, puede desatarse una crisis que crearía dificultades insuperables para el aprovechamiento y desarrollo de las capacidades productivas reales. O por mencionar algunas desatinadas y evidentes: La inversión en «El Aromo» para el proyectado complejo petro químico, aéreo puertos en capacidad insignificante de utilización como el de Santa Rosa.
Para que hablar sobre entrega de la telefonía móvil y de la riqueza nacional en manos de compañías extranjeras.
El nuevo giro de Correa no es reciente, es producto de la agudización entre la orientación equivocada de la burocracia y las necesidades vitales de la economía capitalista.
Existen burócratas, todos ellos cosificados pero con distinto grado de osificación. La mayor parte de ellos son personas terriblemente asustadas, llenas de miedo, observan y comprenden muchas cosas, pero su voluntad está quebrada. Su filosofía es la filosofía de la adaptación. Saben que el régimen correista es muy oneroso, saben que todo el mundo lo siente así, pero consideran que sin la mano de hierro de la dictadura plebiscitaria de AP y de Correa, no pueden superarse las dificultades.
Ahora está suficientemente claro que, Correa, presentándose como incendiador del río Guayas, ha mostrado su completa insuficiencia teórica hasta en economía.
Combatimos por ideas y principios científicos genuinos, con medios técnicos, materiales y humanos insuficientes e inadecuados. Pero estamos igualmente convencidos que las ideas correctas siempre encontrarán los medios y las fuerzas que necesiten.
GAF

 

Las intervenciones de Correa en las sabatinas, en las entrevistas concertadas con un guión prestablecido para que se «luzca», sus discursos, presentan un interés excepcional. No porque contengan generalizaciones profundas (cambio de época por época de cambio, a las que se les atribuye genialidad en un ser intelectualmente modesto), perspectivas amplias, síntesis precisas o propósitos prácticos claros. No contienen nada por el estilo, están impregnadas por las cualidades características de la incoherencia burocrática: ideas remanidas, formulaciones deliberadamente ambigüas, a las que se puede interpretar de un modo o de otro, inculpaciones a terceros, denigraciones a opositores con banalidades estereotipadas.
 Tiene éxitos en los papeles, es decir, muestra datos falsos o hábilmente tergiversados para cada ocasión, magnificación de resultados reales, pero sabemos que las cifras oficiales son mucho más flexibles que una goma de mascar, ¡algunos asesores , en vano le aconsejan, que masque chicle pero que no haga bombas!.
Sabemos lo que significan las palabras en boca de Correa, el orador le teme a los hechos reales, los oscurece, los envuelve en una ilusión de optimismo desmedido, otros los minimiza, la mayoría los ignora, la utilización de silogismos y de sofismas es constante, un hábito, etcétera.
Pero no nos interesa la lógica burocrática de Correa, sino la dialéctica del proceso económico, más poderoso que la más poderosa de las inconsecuencias lógicas de la burocracia.
SEMPLADES ha reemplazado la plomada en la construcción del proceso de industrialización y desarrollo de la sociedad ecuatoriana, la ha reemplazado por el trabajo «a ojo».
Correa se ve obligado a aplicar una política de zig zag anti económica para enfrentar (que son la causa y consecuencia) los peligros políticos que lo acechan ahora.
Ante la pregunta ¿cuál es la relación entre los distintos sectores de la economía? No responde. Sin embargo de la respuesta a esta simple pregunta depende la suerte de cualquier plan de desarrollo. Si se calculan «a ojo» las partes de una casa en construcción, esta puede venirse al suelo cuando llegue a un  segundo o tercer piso.
Con una regulación incorrecta ( por ejemplo, como la que se observa en las tasas arancelarias-salva guardas-)del plan, en su proceso de cumplimiento, al final, puede desatarse una crisis que crearía dificultades insuperables para el aprovechamiento y desarrollo de las capacidades productivas reales. O por mencionar algunas desatinadas y evidentes: La inversión en «El Aromo» para el proyectado complejo petro químico, aéreo puertos en capacidad insignificante de utilización como el de Santa Rosa.
Para que hablar sobre entrega de la telefonía móvil y de la riqueza nacional en manos de compañías extranjeras.
El nuevo giro de Correa no es reciente, es producto de la agudización entre la orientación equivocada de la burocracia y las necesidades vitales de la economía capitalista.
Existen burócratas, todos ellos cosificados pero con distinto grado de osificación. La mayor parte de ellos son personas terriblemente asustadas, llenas de miedo, observan y comprenden muchas cosas, pero su voluntad está quebrada. Su filosofía es la filosofía de la adaptación. Saben que el régimen correista es muy oneroso, saben que todo el mundo lo siente así, pero consideran que sin la mano de hierro de la dictadura plebiscitaria de AP y de Correa, no pueden superarse las dificultades.
Ahora está suficientemente claro que, Correa, presentándose como incendiador del río Guayas, ha mostrado su completa insuficiencia teórica hasta en economía.
Combatimos por ideas y principios científicos genuinos, con medios técnicos, materiales y humanos insuficientes e inadecuados. Pero estamos igualmente convencidos que las ideas correctas siempre encontrarán los medios y las fuerzas que necesiten.
GAF

Las intervenciones de Correa en las sabatinas, en las entrevistas concertadas con un guión prestablecido para que se «luzca», sus discursos, presentan un interés excepcional. No porque contengan generalizaciones profundas (cambio de época por época de cambio, a las que se les atribuye genialidad en un ser intelectualmente modesto), perspectivas amplias, síntesis precisas o propósitos prácticos claros. No contienen nada por el estilo, están impregnadas por las cualidades características de la incoherencia burocrática: ideas remanidas, formulaciones deliberadamente ambigüas, a las que se puede interpretar de un modo o de otro, inculpaciones a terceros, denigraciones a opositores con banalidades estereotipadas.
 Tiene éxitos en los papeles, es decir, muestra datos falsos o hábilmente tergiversados para cada ocasión, magnificación de resultados reales, pero sabemos que las cifras oficiales son mucho más flexibles que una goma de mascar, ¡algunos asesores , en vano le aconsejan, que masque chicle pero que no haga bombas!.
Sabemos lo que significan las palabras en boca de Correa, el orador le teme a los hechos reales, los oscurece, los envuelve en una ilusión de optimismo desmedido, otros los minimiza, la mayoría los ignora, la utilización de silogismos y de sofismas es constante, un hábito, etcétera.
Pero no nos interesa la lógica burocrática de Correa, sino la dialéctica del proceso económico, más poderoso que la más poderosa de las inconsecuencias lógicas de la burocracia.
SEMPLADES ha reemplazado la plomada en la construcción del proceso de industrialización y desarrollo de la sociedad ecuatoriana, la ha reemplazado por el trabajo «a ojo».
Correa se ve obligado a aplicar una política de zig zag anti económica para enfrentar (que son la causa y consecuencia) los peligros políticos que lo acechan ahora.
Ante la pregunta ¿cuál es la relación entre los distintos sectores de la economía? No responde. Sin embargo de la respuesta a esta simple pregunta depende la suerte de cualquier plan de desarrollo. Si se calculan «a ojo» las partes de una casa en construcción, esta puede venirse al suelo cuando llegue a un  segundo o tercer piso.
Con una regulación incorrecta ( por ejemplo, como la que se observa en las tasas arancelarias-salva guardas-)del plan, en su proceso de cumplimiento, al final, puede desatarse una crisis que crearía dificultades insuperables para el aprovechamiento y desarrollo de las capacidades productivas reales. O por mencionar algunas desatinadas y evidentes: La inversión en «El Aromo» para el proyectado complejo petro químico, aéreo puertos en capacidad insignificante de utilización como el de Santa Rosa.
Para que hablar sobre entrega de la telefonía móvil y de la riqueza nacional en manos de compañías extranjeras.
El nuevo giro de Correa no es reciente, es producto de la agudización entre la orientación equivocada de la burocracia y las necesidades vitales de la economía capitalista.
Existen burócratas, todos ellos cosificados pero con distinto grado de osificación. La mayor parte de ellos son personas terriblemente asustadas, llenas de miedo, observan y comprenden muchas cosas, pero su voluntad está quebrada. Su filosofía es la filosofía de la adaptación. Saben que el régimen correista es muy oneroso, saben que todo el mundo lo siente así, pero consideran que sin la mano de hierro de la dictadura plebiscitaria de AP y de Correa, no pueden superarse las dificultades.
Ahora está suficientemente claro que, Correa, presentándose como incendiador del río Guayas, ha mostrado su completa insuficiencia teórica hasta en economía.
Combatimos por ideas y principios científicos genuinos, con medios técnicos, materiales y humanos insuficientes e inadecuados. Pero estamos igualmente convencidos que las ideas correctas siempre encontrarán los medios y las fuerzas que necesiten.
GAF
Visitas de hoy: 0
Total de visitas: 10763