En su sesión 406, el Pleno de la Asamblea Nacional recibió el primer informe de las acciones realizadas a favor de los damnificados por el terremoto del 16 de abril pasado, que causó la muerte de 671 personas y miles de damnificados.

La Ley Orgánica de Solidaridad y Corresponsabilidad Ciudadana para la Reconstrucción y Reactivación de Manabí y Esmeraldas contempla que se entregará un informe cada tres meses. Esta normativa se aprobó un mes después del terremoto.

Carlos Bernal, secretario Técnico del Comité para la reconstrucción y reactivación productiva, señaló que se inspeccionaron 44.813 viviendas, el 27,81% son habitables, 40,31% necesitan ser reparadas y 31, 88% por construir.

Indicó que se demolieron 5.327 edificaciones y que 475 más se encuentran en proceso de demolición. Bernal informó, además, que con el Registro Único de Damnificados (RUD) se entregaron 12.942 bonos de acogida, 1.623 bonos de alquiler y 26. 076 bonos de alimentación.

De su lado Fausto Herrera, ministro de Finanzas, informó que por la Ley de Solidaridad y donaciones, con corte hasta el 15 de agosto, la recaudación bruta total ha sido de $ 540 millones.

Explicó que para atender la emergencia se usaron 3 fuentes de financiamiento:

El Presupuesto General del Estado, la Ley Solidaria y créditos contingentes. Hasta el 15 de agosto se han asignado $ 888 millones a las zonas afectadas, de los cuales han sido devengados $182 millones.

En cuanto a los créditos contratados, el funcionario explicó que estos ascienden a $333 millones: $160 con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), $138 con el Banco Mundial (BM) y $35 millones con la CAF.

Fuente: El Telégrafo