La especulación y el desabastecimiento provocados por cierres de carreteras en varios puntos de la Sierra han provocado distorsión y abuso en el establecimiento de precios, sobre todo en productos de primera necesidad. Sin embargo, el impacto en la inflación de la subida del costo del diésel debería ser puntual y no mayor al 3%.

Un análisis a 36 empresas de transportes, a nivel nacional, arroja, con base en sus declaraciones al Servicio de Rentas Internas (SRI), que, en promedio, el diésel representa el 18% de su estructura de costos. En otras palabras, el combustible puede llegar hasta el 20% en los camiones más grandes y tráilers, y, entre 15% y 16% en los camiones más pequeños, de hasta 4 toneladas.

Napoleón Santamaría, analista tributario y económico, explicó que estos datos quieren decir que el precio de venta al público de productos no incluidos en la canasta básica no debería subir más allá del 1,8%, y en el peor de los casos, el 2%. En los víveres, el incremento justificado llegaría hasta el 3%.

El diésel en el sector comercial representa el 6% de los costos, por lo que, el aumento de precios en electrodomésticos, muebles para el hogar, ropa entre otros, debería ser de máximo el 1,7%, más allá de eso, es un abuso sin ningún sustento.

“Lamentablemente en estos últimos días se ha visto que un conjunto de sinvergüenzas, ante el caos, han aprovechado para aumentar ilegalmente sus ingresos vía especulación”, dijo Santamaría.
La economista Andrea Morales, comentó que el Gobierno ha fallado en establecer una política pública adecuada y clara para regular la economía al momento de la eliminación de los subsidios de los combustibles. “Se han demorado decisiones como el establecimiento de las tarifas del transporte, lo que ha dado especio a la incertidumbre y la especulación”, aseveró.

Además, recalcó que, por encima de los controles que puedan hacer las autoridades, los ciudadanos deben rechazar los aumentos desmedidos de precios y denunciarlos. “Tenemos que comprar en donde nos ofrezcan precios razonables, y en último caso buscar sustitutos a productos que estén demasiado caros”, añadió. (JS)

Fuente: lahora.com.ec