Necesidad. El desempleo en Quito es de 9,1%. Los empresarios piden mayores facilidades.

Sus habitantes se precian de vivir en una región con alta participación política. Esa ‘efervescencia’, sin embargo, al parecer se ha perdido tras diez años de gobierno de la autodenominada revolución ciudadana. Como en otras zonas del país, el desempleo es la principal preocupación.

“Llama la atención que la gente no está para nada ilusionada o encendida con la campaña. No se denotan expresiones de campaña (banderas, afiches) lo que, faltando pocos días para el cierre, es inusual”, dijo el exalcalde de Quito y empresario del sector turístico, Roque Sevilla. Lee un alto grado de apatía y desinterés.

Para él, las denuncias de corrupción contra el Gobierno y la ‘contraofensiva’ oficial afectando a otros actores políticos como el alcalde de Quito, Mauricio Rodas, generan en la gente “una sensación de que todos los políticos son corruptos, por lo que hay una sensación de desobligo y desorientación del votante que, hasta el momento, no decide”, opinó.

El exvicepresidente de la República, Blasco Peñaherrera, cree que, al menos en la capital, paulatinamente se está aclarando el panorama con la tendencia a la baja del candidato oficialista Lenín Moreno y la consolidación de otras candidaturas como la de Cynthia Viteri, del PSC; Guillermo Lasso, de CREO, y Paco Moncayo, de la Izquierda Democrática. Este último es, precisamente, quien ocupa el segundo lugar de preferencia en la provincia, según las encuestas.

Los dos exfuncionarios públicos coinciden en algo: la mayor preocupación en la población de Pichincha es el desempleo. En noviembre, la encuestadora Cedatos también obtuvo ese resultado.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), la tasa de desempleo en Quito, a diciembre de 2016, fue del 9,1 % frente al promedio nacional del 5,2 %. El subempleo, en cambio, llegó al 13,1 %.

Según Peñaherrera, los sectores más golpeados son el turístico, la construcción y el comercial.

“La angustia mayor que tiene la gente en el país y, específicamente en Quito con la misma intensidad, es la falta de oportunidades de trabajo para los jóvenes. La esperanza más grande que existe en las familias es la de poder estabilizar sus economías”, dijo Sevilla, en diálogo con EXPRESO.

El presidente de la Cámara de Comercio de Quito, Patricio Alarcón, recordó que el sector productivo de Pichincha ha tenido que enfrentar problemas que ocasionaron que, solo en el sector comercial, se pierdan cerca de 40.000 plazas de empleo.

Para él, el panorama se está poniendo más complicado porque, con el tema electoral, la gente no está invirtiendo ni reinvirtiendo. Y a eso se suman los problemas de normativas que, a su criterio, ahuyentan al inversor.

Se refiere, por ejemplo, a la tramitología para iniciar un nuevo negocio o a la lista de tasas, impuestos y contribuciones que debe pagar un emprendedor.

¿Qué necesita la provincia? Alarcón tiene planteamientos concretos. Él dijo a este Diario que las próximas administraciones públicas deben trabajar para que el aeropuerto de Quito sea más competitivo y atraiga a más líneas aéreas. En el sector turístico se debería, también, reducir impuestos. Esto, asegura, dinamizará la actividad de los hoteles y la de los locales vinculados al turismo. Restaurantes, por ejemplo.

Cumplir estos elementos, dice con seguridad el empresario, “ayudará al sector productivo y a Quito”.

Armonía política
Una buena relación entre el Gobierno Central y el Municipio también es una tarea pendiente para la capital. Rafael Correa y Mauricio Rodas tuvieron varias discrepancias, sobre todo, en los últimos cuatro meses.

Cuando el escándalo de coimas de Odebrecht salpicó a Ecuador, el primer mandatario resaltó que el único contrato vigente de la empresa brasileña es con el Municipio de Quito por la construcción del Metro. Los concejales de Alianza PAIS, al mismo tiempo, iniciaron una serie de pedidos de información sobre la megaobra que promocionó su copartidario, Augusto Barrera.

Las diferencias entre el movimiento del presidente Correa y SUMA, de Rodas, originaron más de una discusión dentro del Concejo Metropolitano de Quito.

Actualmente SUMA tiene una alianza política con CREO, del candidato Guillermo Lasso.

Fuente: El Expreso