Las autoridades estadounidenses buscan vías para impedir la diseminación de una nueva droga sintética que según se reporta, ha provocado la muerte de 50 personas.

Según un informe publicado el lunes por la agencia estadounidense Associated Press, el U-47700 es ocho veces más potente que la morfina y tiene varias presentaciones, puede ser inyectado, inhalado o ingerido.

Como las autoridades relacionan el consumo de esta droga que puede ser adquirida por internet con sobredosis, han conseguido un plan de emergencia en varios estados estadounidenses, entre ellos Kansas, Ohio, Wyoming y Georgia.

Melvin Patterson, de la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés), explicó que las drogas sintéticas contienen químicos fabricados por el hombre y son producidas en un laboratorio, mientras que las drogas orgánicas son fabricadas con ingredientes que se encuentran en la naturaleza.

Adujo que la DEA además está estudiando el opioide, pero que aún no ha tomado medidas para controlarlo.

Visitas de hoy: 0
Total de visitas: 11333