Si la fruta de Ecuador sobrepasa límites se activa un sistema. La UE podrá imponer salvaguardias.

La Eurocámara aprobó ayer el mecanismo de protección del banano europeo, acordado en diciembre ante la entrada en vigor en enero del pacto comercial entre la Unión Europea (UE) y Ecuador, primer exportador mundial.

En virtud de esta decisión, las preferencias arancelarias previstas en el pacto comercial podrán suspenderse para el banano cuando las importaciones ecuatorianas superen un determinado umbral anual, indicó en un comunicado el Parlamento Europeo.

Ecuador había mantenido por años un litigio con la UE en vista que este bloque imponía, antes de culminada la guerra del banano, primero un cupo para la fruta de América Latina; tras un dictamen de la Organización Mundial de Comercio cambió hacia un régimen basado en arancel para proteger a sus países productores.

Es en las islas Canarias donde se produce la mayor cantidad de fruta y cuyos productores reclamaron ante la UE un sistema de protección, dada su baja competitividad en relación a Ecuador.

Además, este mecanismo de protección incluye un sistema de alerta temprana, que se activará cuando las importaciones alcancen el 80 % de ese umbral. El ejecutivo comunitario deberá comunicar esta situación, al igual que ocurre con un mecanismo similar adoptado en el caso de Colombia y Perú, a la Eurocámara y al Consejo.

La alerta anticipará la reacción de las instituciones europeas contra los envíos excesivos de banano desde los andinos. Además, se elaborarán informes más frecuentes y con cifras más precisas sobre cómo evoluciona el sector bananero a ambos lados del océano. Y así se podrán activar los mecanismos de defensa: salvaguardias arancelarias o compensaciones.

En 2017, la Unión Europea podrá recurrir al mecanismo si las importaciones a ese bloque superan 1’801.788 toneladas. En 2018, se activará si ingresan 1’880.127 toneladas. Y, en 2019, el volumen activador será 1’957.500 toneladas.

Esta última institución, que representa a los 28, debe ahora dar el visto bueno a este acuerdo, adoptado a última hora en diciembre cuando la Eurocámara aprobó la inclusión de Ecuador en el acuerdo multipartes de la UE con Perú y Colombia.

Algunos eurodiputados de España, Portugal y Francia mostraron entonces su preocupación sobre el impacto del acuerdo con el mayor exportador de banano a la UE -un 26 % de las importaciones europeas- en las regiones ultraperiféricas, como las islas Canarias en España.

“Los términos negociados por el Ecuador para el banano, en el Protocolo de Adhesión al Acuerdo Comercial con la Unión Europea, son observados plenamente en las enmiendas aprobadas hoy por el Parlamento Europeo al Reglamento que establece la salvaguardia y mecanismo de estabilización de banano”, dijo el Ministerio de Comercio Exterior de Ecuador en un comunicado de prensa.

Las enmiendas deberán seguir el procedimiento legal ante los otros órganos de la Unión Europea previo a su publicación en el Diario Oficial y su entrada en vigencia.

“El objetivo es lograr una mejor comunicación entre las instituciones de la Unión Europea para la aplicación del mecanismo de salvaguardia y estabilización del banano”, señaló la entidad.

Fuente: El Expreso