El presidente de Bolivia, Evo Morales, confirmó el domingo que viajará este mes al Vaticano para entrevistarse con el papa Francisco, aunque no precisó la fecha.
El viaje se produce en medio de una nueva polémica entre el Gobierno boliviano y los obispos por una carta pastoral en la que la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) denuncia que el narcotráfico, en su afán de expansión, ha penetrado incluso en las estructuras del Estado y en las fuerzas del orden.Al respecto, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, informó que se envió a la Iglesia una respuesta escrita en la que se adjuntaron datos sobre la lucha contra el narcotráfico. “Ni la población boliviana es drogadicta, ni somos un país de producción de drogas, ni penetrado por el narcotráfico en sus estructuras estatales, ni somos un país vinculado al consumo de droga”, sostuvo Romero.
Morales lamentó que algunos párrocos de la Iglesia Católica en Bolivia aun tengan «mentalidad colonial», sean «conservadores» y rechacen los logros que consolidó su Gobierno desde la primera gestión, y ha exigido a la Iglesia Católica revelar los nombres de las autoridades implicadas en el tráfico ilegal de drogas.

Fuente: Hispantv

Visitas de hoy: 0
Total de visitas: 402