El juez Iván Saquicela suspende unos minutos la audiencia de evaluación y preparatoria de juicio por el delito de concusión contra la exasambleísta de Alianza PAIS y exvicepresidenta de la República, María Alejandra Vicuña, para analizar la objeción presentada por su defensa contra la acusación particular realizada por la Procuraduría General del Estado.

Al momento la audiencia se ubica en la etapa de evaluación, es decir, en el que el juez evalúa si existen o no vicios que afecten la validez de todo lo actuado en el proceso.

Ana María Ontaneda, abogada de Vicuña, señaló que la Procuraduría no cumplió con la forma y el fondo del proceso definido para ser reconocido como acusador particular. Ontaneda dijo que el procurador Íñigo Salvador dio una autorización exclusiva para un funcionario, pero fue otro el que reconoció la acusación particular en nombre de la Procuraduría.

La defensa de Vicuña también dijo que existía un error en el delito señalado por la Procuraduria. La institución, señaló la abogada, hablaba de peculado, mientras el caso trataba de concusión.

La representante de la Procuraduría en la audiencia negó todo lo dicho por Ontaneda, aunque si reconoció que existió un error de tipeo en el número de artículo señalando peculado, pero la explicación era referida al delito de concusión.

Saquicela suspendió la diligencia para analizar la objeción; de aceptarla, la Procuraduría quedaría solo como víctima, pero no como acusadora particular.

La fiscal general Diana Salazar pidió que se declare la validez de todo lo actuado, una vez que no existen vicios de procedimiento, procedibilidad, prejudicialidad o competencia.

Finalmente, de no darse paso a la objeción presentada por la defensa de Vicuña, el caso pasará a la etapa preparatoria de juicio en la que se analizará si se llama o no a juicio a la exvicepresidenta.

Fuente:www.eluniverso.com