Durante el feriado, el aspirante de CREO-SUMA, Guillermo Lasso, tenía previsto reunirse con sus asesores para afinar la estrategia política para la segunda vuelta electoral. Fernando Coronel, quien es jefe de la campaña, dio algunas pistas de su trabajo.

¿Cuáles fueron los aciertos y errores de su campaña?
Los errores se los dejamos a nuestros rivales para que los mencionen. Entre los aciertos, creo que con Guillermo y el equipo armamos un engranaje con el que logramos tener el menor número de errores; trabajamos una campaña que le permitió estar en todo el Ecuador y eso se ve reflejado en el resultado, pues tuvimos una votación homogénea; y encontramos un mensaje ganador y logramos la disciplina para mantenerlo. Y hay uno que no fue visible sino hasta la elección, que fue el control electoral. Haber logrado que los datos del exit poll de Cedatos, del conteo de Participación Ciudadana, del nuestro y el resultado del CNE coincidan milimétricamente fue posible por este trabajo.

¿Pero tienen previsto modificar el mensaje del millón de empleos para captar los votos de quienes no optaron por Lasso?
La estrategia central se mantendrá, pero el mensaje debe ser más amplio, tiene que permitir a aquellos que votaron por otras alternativas encontrar propuestas atractivas. Esta etapa agrega un componente muy claro: es el continuismo versus el cambio… Vamos a incorporar propuestas de otros candidatos, estamos evaluándolas. Es parte del proceso de discusión con ellos. Mal haría yo en adelantarme, no quiero que se sienta que nos estamos robando ideas.

Lasso anunció la creación de una Mesa de Gobernabilidad que dirigirá el prefecto de Azuay, Paúl Carrasco, ¿qué hará esta instancia?
La idea surge pensando en dos momentos que se vienen. El primero, que es necesario aglutinar a la oposición en torno a la alternativa del cambio representada en Guillermo, el diálogo debe ser horizontal, sin condiciones previas. El desafío de Paúl es incorporar personas de pensamiento distinto pero con el mismo objetivo del cambio. Luego, una vez instalados en Carondelet, esa Mesa nos permitirá gobernar escuchando a todos.

Algunos candidatos ya han manifestado su apoyo a Lasso en la segunda vuelta. ¿No les importa que lo hayan atacado antes?
Hemos decidido dejar esas cosas atrás. Guillermo y el equipo nunca hablamos mal de ningún candidato de la oposición. Nuestros únicos “ataques” fueron en el plano de las ideas a Lenín Moreno y de la responsabilidad política de las áreas estratégicas a Jorge Glas.

¿Se priorizarán visitas a las provincias en que no ganó?
La idea es que Guillermo visite la mayor cantidad de provincias y cantones del Ecuador. El éxito de esta campaña es que le dio doce vueltas al Ecuador en nuestros formatos. Hacemos una ronda de 15 o 20 días en que visita 20 o 25 cantones. Hubo una provincia que no visitó: Galápagos, pero será una de las primeras a las que iremos. Los resultados dicen que hay que hacer trabajo en Guayas, donde hay la posibilidad de captar al electorado que eligió otras alternativas. Y confiamos en que los resultados de Manabí pueden cambiar.

Moreno insiste en asociar a Lasso con el feriado bancario. ¿Considera que es una campaña sucia?
Van a atacarnos con algo que ellos saben que es una mentira. Lasso no tuvo ninguna responsabilidad en el feriado bancario. En cambio, les recordaremos lo que no pueden negar: la responsabilidad política en el mal manejo de la economía, en supuestos actos de corrupción y en representar un modelo que ha fracasado y que nos quiere llevar a una Venezuela. El Gobierno ha jugado sucio con nosotros, pero nosotros no tenemos esa forma de hacer política.

Fuente: El Universo