La Sala Penal de la Corte Nacional de Justicia de Ecuador ratificó hoy 5 de julio de 2016 la sentencia contra el oficial Fernando Encalada, acusado de odio racial. Por lo tanto, las Fuerzas Armadas deberán pedir disculpas al excadete afrodescendiente de la Escuela Militar Eloy Alfaro, Michael Arce, en una ceremonia especial.

El acusado también debe asumir las indemnizaciones respectivas para que se cumpla con la reparación integral del daño.

La esposa de Encalada dijo que el caso irá a cortes internacionales y que su esposo jamás atacó al joven , pues los testigos ratificaron que e Arce no tenía vocación militar.

Detalles del caso
En mayo de 2012, la Fiscalóa de Ecuador inició investigaciones sobre las agresiones físicas y psicológicas que Arce habría recibido de su instructor, y por las que el joven solicitó la baja militar.

En primera instancia, a este militar, que fungía de instructor de la Escuela Militar, se le ratificó el estado de inocencia, pero la sentencia fue apelada por la Fiscalía y la parte acusadora y, al aceptarse esta apelación, se le impuso la pena de un año de prisión, pero, por haberse justificado atenuantes a su favor, se modificó la sanción a 5 meses y 24 días, que los cumplió en demasía durante el tiempo que estuvo con prisión preventiva.

Bajo protección
Desde marzo, el excadete Arce permanece en el Programa de Protección a Víctimas y Testigos de la Fiscalía. La fiscal del caso, Gina Gómez de la Torre, quien le integró al programa, presume, de acuerdo con versiones de la madre del excadete, que estaría siendo objeto de una presunta persecución.

Fuente: LA HORA