La FIFA podría impedir la participación de México en el Mundial de Catar 2022 por un cántico en los estadios de fútbol cuando la selección juega como local.

El nuevo reglamento disciplinario de la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) podría dejar a la Selección Mexicana fuera de la próxima Copa Mundial de Fútbol, que se celebrará en Catar en 2022, por el famoso grito “¡ehhh… putooo!” de los aficionados mexicanos que lo corean cuando su combinado nacional juega un partido.

Ante esta situación, la Federación Mexicana de Fútbol se ha apresurado a concienciar a los aficionados para que dejen de usar este cántico en los estadios a fin de que la FIFA no expulse a la Selección de la fase eliminatoria de la competición mundial del balompié.

“En el caso del proceso clasificatorio al mundial de Catar, los partidos empiezan a partir del segundo semestre del 2020 y si no tenemos resuelto este problema previo a los partidos, estaríamos poniendo en riesgo la pérdida de puntos y la eliminación”, explicó el martes el presidente de la Federación Mexicana de Fútbol, Yon de Luisa.

“En el caso del proceso clasificatorio al mundial de Catar, los partidos empiezan a partir del segundo semestre del 2020 y si no tenemos resuelto este problema (el grito “¡ehhh… putooo!” que los aficionados mexicanos lo corean cuando su combinado nacional juega un partido) de  previo a los partidos, estaríamos poniendo en riesgo la pérdida de puntos y la eliminación”, advirtió el presidente de la Federación Mexicana de Fútbol, Yon de Luisa.

De Luisa expuso que la Selección Mexicana ya no será sancionada con multas como ocurrió en la eliminatoria rumbo a Rusia 2018, donde la Federación recibió 14 multas por este grito homofóbico, por lo que al ser reincidente las sanciones ya serán veto a los estadios.

“En el caso de México que somos reincidentes con 14 multas ya no aplicarán multas, o prohibiciones, ya irá directo a la pérdida de partidos, expulsión de un torneo o competencia y en caso de clubes remisión a una división inferior”, comentó el dirigente.

Desde hace 30 años, los aficionados empezaron a utilizar el mencionado grito, que se considera parte del folclore mexicano en los estadios, cada vez que el portero rival despejaba el balón; sin embargo, el que se haya escuchado en el Mundial de Rusia 2018, no fue del agrado de la máxima autoridad del balompié.

Las citadas multas a la Selección Mexicana se remontan a 2014, cuando la FIFA decidió penalizar a la combinada nacional del país azteca tras un reporte de la red de fútbol contra el racismo en Europa, que había supervisado el partido entre México y Brasil. En esa ocasión, ambos equipos habían empleado el controversial grito.

Fuente: hispantv.com