El Fondo Monetario Internacional habría aprobado ya un desembolso al Ecuador por $643 millones de dólares, para financiar la emergencia en lo que respecta a pagos de la balanza de pagos, y soportar la capacidad de brindar servicios de salud y programas sociales por la pandemia.

En un comunicado emitido el 2 de mayo, el FMI revela que las cifras fiscales provistas por el gobierno ecuatoriano al momento de plasmar el acuerdo de asistencia para el Ecuador, por un monto de $4,2 billones de dólares, el 11 de marzo de 2019.

Como consecuencia del exhaustivo análisis financiero del Fondo, se revelaron deficiencias estadísticas en el cálculo del déficit del sector no petrolero. Es decir, el déficit de este sector sería de $ 263 millones de dólares más que lo reportado, alcanzando $694 millones en total, para el 2019.

El FMI reportó también que, al descubrir estas deficiencias estadísticas, que empeoraron el panorama real de la economía nacional, el gobierno tomó “fuertes medidas correctivas”, como la metodología de recolección de datos, enviando un proyecto de Ley Orgánica de Finanzas Públicas a la Asamblea Nacional. El fondo señala que las deficiencias se darían por el aislamiento que tuvo el Ecuador frente a los organismos internacionales, en el pasado, así como la continua manipulación de cifras oficiales en organismos como el INEC y el Banco Central.

Por último, al autorizar el desembolso rápido para asistencia en la pandemia causada por el Covid-19, la directora de la entidad, Kristalina Georgieva, dijo que el gobierno del presidente Moreno está comprometido a manejar los riesgos para mantener la sostenibilidad fiscal y crediticia del país. Para esto, “negociarán con acreedores (de deuda externa) privados para restructurar los acuerdos”, así como continuar obteniendo financiamiento a través de deuda, en términos favorables, y alcanzar metas fiscales que sean “sostenidas y ambiciosas, aunque realistas”.

Fuente: lahora.com.ec