El Fondo de Liquidez de la banca privada puede servir para préstamos a las cooperativas. Los banqueros piden reglas.

Es una orden que preocupa. La Junta de Regulación Financiera dispuso, el 9 de noviembre del año pasado, que el Fondo de Liquidez de los bancos privados pueda otorgar “préstamos” para el Fondo de la Economía Popular y Solidaria. La Asociación de Bancos del Ecuador (Asobanca) tiene dudas técnicas sobre la operación de esos créditos.

La norma establece que el Fondo de la banca deberá entregar hasta el 20 % de sus recursos (unos 500 millones de dólares) al nuevo Fondo de las cooperativas si “el saldo del fideicomiso correspondiente llegase a un valor igual o inferior a su saldo mínimo”. Es decir, si una o más cooperativas utilizan su nuevo fondo y, más adelante, este requiere aún más dinero, se podrá pedir prestado a la banca privada.

Julio José Prado, presidente ejecutivo de Asobanca, cree que es positivo que las cooperativas y entidades de la economía popular y solidaria tengan un fondo que respalde sus finanzas. Lo que cuestiona es que se recurra a dineros de otro sistema (el financiero privado) para capitalizarlo.

Un fondo de liquidez sirve para otorgar préstamos de corto plazo a las entidades financieras. Está constituido, según el Banco Central, como un fideicomiso con recursos de la banca y es administrado por la Corporación del Seguro de Depósito (Cosede).

Prado explica que actualmente el fondo privado, que bordea los 2.500 millones de dólares, está en el exterior. El 50 %, dijo a EXPRESO, en el Fondo Latinoamericano de Reservas (FLAR) y el resto en Suiza. El dinero, si es requerido por una entidad en casos extremos (como una corrida de depósitos, por ejemplo), llega de forma inmediata. Son préstamos que pueden ser de hasta un día y sirven, explica Prado, “exclusivamente para liquidez”.

El representante del sector privado sugiere que el Fondo de las cooperativas se capitalice solo con los depósitos de sus usuarios, o que el Gobierno busque un mecanismo alternativo para su conformación.

Este Diario consultó a Cosede sobre las motivaciones para mezclar las dos reservas y los mecanismos para que se reintegren los préstamos entre fondos. La entidad pública explicó que, antes de cada préstamo, se hará un análisis técnico que lo justifique.

La Corporación también aseguró que cada crédito tendrá un plazo máximo de 180 días y se incluirá una garantía del 140 % del valor del entregado.

Las características del crédito
Intereses

La resolución de la Junta Financiera establece una tasa de interés correspondiente a la tasa activa referencial del Banco Central más un margen que fija el Cosede.

Afectación

Las autoridades consideran que al fijar el 20 % como máximo para la entrega de créditos, previenen “una afectación material a la operatividad de los dos fideicomisos”.

Beneficios

A decir de Cosede, con la nueva orden “se estaría generando rentabilidad a recursos que en otro caso estarían ociosos o serían invertidos a tasas de retorno menores”.

Fuente: El Expreso