En un final que estremeció las tribunas del coloso samborondeño, el norteamericano Forty Dehere derrotó por media cabeza al valiente Giboole en otra de las llegadas históricas de la hípica en el clásico corrido el pasado domingo.

Ni el estado del tiempo ni la pista fangosa del hipódromo Miguel Salem Dibo impidieron que Forty Dehere impusiera su clase y corazón, para doblegar a su rival en una lucha durante los últimos 100 metros por alcanzar el preciado trofeo que estaba en disputa.

Forty Dehere, llevado por un pequeño pero inmenso jinete nacional Daniel Alvarado, fue el artífice para empujar a la victoria al defensor del stud La Patrona de Salomón Dumani.

La carrera
El ejemplar ganador se movió desde la partida impulsando adelante sobre el chileno Giboole, mientras Ryndigo iba tercero, dejando atrás a Minalco y al favorito El Kurdo que no fue el mismo de otras tardes.

Motivado por un jinete enérgico como Alvarado, el de La Patrona se pudo mantener al frente hasta los 800 definitivos, donde la presión de Giboole se iba acentuando, hasta que antes de la curva postrera Giboole pasó al primer plano, tratando de llevarse la victoria.

Pero Forty Dehere no lo permitió y aunque Giboole se mantuvo al comando y parecía que iba a ser el triunfador, el norteamericano respondiendo como esos grandes pisteros, volvió a cargar en los últimos 20 metros y en un final espectacular logró por un resuello imponer media cabeza al chileno en medio del griterío del público que arengaba a sus caballos favoritos.

En otras carreras, el peruano Facheng, en uno de sus grandes momentos en la pista, logró una sensacional victoria en los 1.000 m de la cuarta competencia cumplida y con la monta del peruano Gustavo Luque.

También llegaron en primer lugar los siguientes ejemplares: La Otra, en los 400 metros de la primera prueba; Brisa se impuso en los 1.000 metros de la segunda; mientras que Goyeneche ganó en los 1.000 m de la tercera; Katacrack en los 1.000 metros de la quinta.

Por su parte Añoranza ganó en el kilómetro de la sexta y Noche de Luna en los 1.000 metros de la última.

Fuente: El Universo

Visitas de hoy: 0
Total de visitas: 608