El presidente de Francia, François Hollande, acusa a Rusia de buscar un mayor peso ‎a nivel mundial como superpotencia y de influir en la opinión pública.‎

“Rusia se afirma como una superpotencia. Prueba nuestras resistencias y mide en cada instante las relaciones de fuerza. Al mismo tiempo, utiliza todos los medios para influir en las opiniones públicas”, indicó el mandatario galo en una entrevista publicada el domingo por el diario español La Vanguardia.

Hollande además consideró que Moscú pretende hacerse con mayor peso en el espacio postsoviético, sobre todo, en Ucrania, y asimismo, “sacar ventaja” tomando parte en la resolución de las crisis internacionales, como la de Siria.

Rusia se afirma como una superpotencia. Prueba nuestras resistencias y mide en cada instante las relaciones de fuerza. Al mismo tiempo, utiliza todos los medios para influir en las opiniones públicas”, indicó el presidente de Francia, François Hollande.

Refiriéndose a las acusaciones sobre la injerencia rusa en las elecciones presidenciales de Francia, el dignatario galo, que en pocos meses abandonará el Elíseo, afirmó que “todos los movimientos de extrema derecha están más o menos ligados a Rusia”.

Y en esta misma dirección, el líder socialista francés apuntó que existe la “amenaza” de que la líder del partido ultraderechista Frente Nacional, Marine le Pen, gane las presidenciales del próximo abril.

A su juicio, en estos comicios, no solo está en juego “el destino de Francia”, sino el futuro de la “estructura europea”.

“La extrema derecha nunca ha llegado tan alto desde hace más de 30 años. Pero Francia no cederá”, aseguró Hollande, agregando que “hay que estar vigilantes”.

Visitas de hoy: 0
Total de visitas: 620