El Frente Unitario de Trabajadores (FUT) se mostró preocupado por la situación de la Seguridad Social y la deuda que el Gobierno mantiene con el sistema.

La central sindical asegura que el IESS está en declive por las malas administraciones y que no existe la voluntad política para combatir “la corrupción interna”. Los dirigentes sindicales aseguran que el IESS es usado por el Gobierno como caja chica.

Mesías Tatamuez, presidente de la organización, manifestó que “el Gobierno tiene que plantear un plan de pago e informar cómo va a cobrar a los empresarios morosos”.

El dirigente José Villavicencio agregó que exigen también un cambio en la política de salarios y de empleo: “El Gobierno prefiere invertir $3,6 millones en la compra de armamento para que repriman al pueblo, en vez de realizar inversiones en el agro, en la construcción…”. (HCR)

Fuente: lahora.com.ec